Sesiones individuales


DANZATERAPIA PARA EL DESARROLLO PERSONAL.

Método Elena cerruto- María Fux.

 

Niños, niñas, adultos y familias.

Proceso terapéutico a través del movimiento, la danza y la creatividad,

para promover transformaciones internas hacia  un mayor bienestar.

El Danzaterapeuta acompaña desde un estado de presencia, atención plena y conocimiento de sí mismo. Abierto a la escucha  y en empatía con el otro, ofreciendo sus herramientas y cualidades como un puente para que cada persona descubra sus potencialidades y se exprese libremente.

 

Danzaterapia para adultos

Destinada a adultos que desean descubrir nuevas formas de expresión creativa y crecimiento interior a través de su propio movimiento.

También para personas con necesidades especiales, limitaciones motrices, mentales y/o emocionales; o bien, sientan tristeza, ansiedad, angustia o hiperactividad y quieran mejorar la relación consigo mismo y con los demás. 

 

 

 

Acompañamiento terapéutico familiar a través del movimiento.

Tiene como objetivo mejorar la comunicación y relaciones dentro de una familia observando a través del movimiento sus dinámicas y comportamientos.No es necesario saber bailar, ya que se trabaja desde el movimiento natural y posibilidades de cada uno sin realizar juicios de valor.

Esta especialmente indicada como terapia complementaria en los siguientes casos:

*Dificultades de comunicación

 *Conflictos de convivencia
 * Desequilibrios en la estructura e integración familiar
 * Separación de los padres
 * Conflictos de límites
 * Dificultades de relación entre hermanos
 * Dificultades de contacto
 * Hiperactividad en los niños
 * Dificultades en el aprendizaje de los niños.

 


 

El setting o encuadre terapéutico

En la relación de "ayuda", el cuerpo del terapeuta constituye el principal instrumento.

El continuo trabajo de profundización de la sensibilidad humana y artística del danzaterapeuta permite a los participantes reflejarse, favoreciendo el reconocimiento de sus " partes sanas". Se crea así un puente que lleva directamente a una fuente creativa que es común a todos; esto es esencialmente el inicio del proceso terapéutico. La danzaterapia, en efecto, se dirige a la parte sana de la persona, en tanto lo enferma o confusa que esa persona pueda estar (schoop).
Durante cada encuentro se  privilegia el " cómo se siente " respecto al "cómo se muestra " por lo tanto, las indicaciones del danzaterapeuta proporcionan un esquema dentro del cual los participantes, manteniendo una profunda escucha de sus necesidades y respetando las posibilidades propias y del otro, encuentran un modo de expresión personal.

Una Metodología, por lo tanto, que conduce y contiene, pero al mismo tiempo promueve el florecimiento de las características subjetivas de cada persona.